The American Book Center, Ámsterdam

La adaptación espacial es la característica principal de esta librería, que hace de los rincones e incluso de un par de árboles sus señas particulares.

Bart’s Book, California

Una terraza más que adecuada para una sobremesa dominical entre amigos —como también pueden serlo los libros.

Shakespeare & Co, París


Aunque situada en una segunda locación distinta a la original, la mítica Shakespeare & Co, que publicó por vez primera libros insignes como el Ulysses o contar entre sus clientes al mismo Joyce o al poeta Ezra Pound (entre muchos otros), conserva ese sello fin de siècle tanto en el lugar como en los libros puestos a la venta.

Livraria da Vila, Sao Paulo


Si ya desde las puertas hay estantes llenos de libros, ¿qué no esperar de sus interiores?

Poplar, Pekín

“Los niños de la república” se ven agasajados en este lugar sumamente vistoso para su inquieta disposición hacia la lectura.

Cook & Book, Bruselas

Las salas de esta librería en Bélgica poseen su decoración propia dependiendo de lo que ofrecen al público: novelas, literatura juvenil, libros de cocina, en inglés, etc. Para la ficción, algunos cuantos libros lucen suspendidos del techo.

Bookàbar, Roma
El diseño moderno de esta librería se corresponde perfectamente con su especialización: libros de arte.

Boekhandel Selexyz Dominicanen en Maastricht

¿Qué hace una ciudad con una iglesia de 800 años de antigüedad sin congregación? Bueno, podría hacer como los holandeses y convertirla en un templo de los libros. La antigua iglesia dominicana en Maastricht se utilizaba para guardar las bicicletas no hace mucho tiempo, pero gracias a una reforma radical de los arquitectos holandeses Merkx+Girod se ha convertido en lo que podría ser la librería más bella de todos los tiempos. La Boekhandel Selexyz Dominicanen, que abrió sus puertas justo antes de Navidad, conserva el carácter y el encanto de la vieja iglesia, mientras que su instalación con un diseño interior minimalista y moderno, que supera cualquier sugerencia de pomposidad. De las imágenes que pueden encontrarse en la web se puede ver que es una librería hecha en el cielo.

El Ateneo en Buenos Aires

Todo el mundo es una página en El Ateneo, un viejo teatro convertido en librería en el centro de Buenos Aires. El Ateneo ha conservado su antiguo esplendor, con altos techos pintados, los balcones originales y esculturas ornamentales intactas. Incluso el telón carmesí sigue siendo parte del espectáculo. Cómodas sillas están dispersas por todo el lugar, el escenario se utiliza como zona de lectura y cafetería, y mejor aún, los palcos del antiguo teatro se utilizan como pequeñas salas de lectura.

 

Livraria Lello en Porto

Demostrando que las librerías construidas específicamente como tales pueden ser tan hermosas como los edificios convertidos, la divina Livraria Lello en Porto ha estado vendiendo libros en la más saludable configuración desde 1881. Con una escalera al cielo, paneles de madera bellamente intrincados, columnas, los techos de vidrios de colores y libros, muchos libros encantadores.

 

Secret Headquarters comic bookstore en Los Angeles

Un mero profiterol añadido a la fabulosa capa de tortas de Porto y Buenos Aires, pero Secret Headquarters también tiene lo suyo. Ubicada en el grupo creativo de Silver Lake, al este de Hollywood, esta tienda boutique ofrece una elegante alternativa para la mayoría de sus rivales y tiene reputación de ser una de las más limpias y más amigables tiendas de comics. El autor canadiense de ciencia ficción, Cory Doctorow, las tasa como de las mejores del mundo.

 

 

 

 Scarthin’s en Peak District

Por supuesto, otros podrían preferir la belleza en conjunto más terrenal de una tienda de libros como Scarthin en Peak District. Scarthin ha vendido libros nuevos y de segunda mano desde mediados de la década de 1970. Cuenta con habitaciones llenas de libros nuevos y viejos, un café delicioso y lo mejor se puede describir como una pequeña exposición de curiosidades en el primer piso. Es una librería tan querida, que anuncia a invitados locales y casas rurales en sus sitios web donde los devotos pueden pasar la noche.

 

 Posada en Bruselas

Situada en una casa vieja y querida cerca de la iglesia Santa Magdalena en Bruselas, Posada Libros es tan famosa por su bonito interior como por su colección de libros de arte nuevos y de segunda mano. Tiene una notable colección de catálogos de exposiciones, que se remonta a principios del siglo pasado, y cuenta con exposiciones ocasionales también.

 

El Péndulo en Mexico

La sucursal de El Péndulo en Polanco, Ciudad de México ha sido largamente conocida como una de las mejores maneras de combatir el calor en la ciudad más grande del mundo. Aunque tiene sólo una pequeña sección de libros en Inglés, su arquitectura abierta poblada de muchos árboles la hace un excelente escape para la tarde. Honestamente, tan popular por su excelente café , como por sus libros.

 

Keibunsya en Kyoto

Si ama las librerías, incluso cuando no puede leer el idioma, entonces Keibunsya en Kyoto debe estar en su lista también. Algunos dicen que es la iluminación, otros, los paneles bien proporcionados alrededor de las paredes. O tal vez son las pequeñas galerías incrustadas en las estanterías. La mayoría coincide en que es sólo la tranquila dignidad  del lugar que es difícil de superar. Lotes de libros de arte japonés bastante admirables y unos pocos de idioma Inglés también.

 

Hatchards en Londres

Aunque la librería de la Universidad de Cambridge es técnicamente la más antigua librería de Gran Bretaña, Hatchards de Piccadilly, que ha estado negociando desde 1797, es sin duda la más aristocrática. No sólo cuentan con tres órdenes reales, lo que significa que suministra libros a Su Majestad, que ha contado con Disraeli, Wilde y Byron entre sus clientes habituales. Hoy en día se conserva el espíritu de los pasados días, con un interior descrito por un seguidor de ”una reminiscencia de estar dentro de un caserón antiguo, con seis pisos de pequeñas habitaciones todas unidas entre sí que se encrespa en torno a una escalera central.”

 

Es importante recordar que al ser este diario dirigido a un público de  habla inglesa, atribuye gran importancia a la presencia de libros en inglés en las librerías mencionadas, dando mayor crédito a aquellas que sí cuentan con una gran cantidad de libros escritos en dicha lengua.

Anuncios