• Aplicaciones para smartphones y sus tiendas: Antes de la salida del App Store del iPhone los usuarios tenían que encontrar aplicaciones para sus smartphones de forma descentralizada, haciendo búsquedas en el ordenador y después descargando (muchas veces con un URL especial que tenían que enviarse a si mismos vía email o similar) desde el teléfono. Apple cambió este comportamiento poniendo un punto central de búsqueda y descarga de aplicaciones que no requiere más que un par de clicks. 2009 fue el año en que el resto de grandes marcas implementaron algo similar para hacernos la vida excesivamente fácil a todos. Ahora Android, BlackBerry, Windows Mobile, Palm y Nokia tienen sus respectivas tiendas haciendo del ecosistema de aplicaciones uno de los elementos comerciales más importantes para la telefonía móvil y la mejor forma de extender funciones, dándole mucho más valor a los usuarios.

    Con la tecnología moviéndose hacia dispositivos móviles el poder disruptivo de las tiendas de aplicaciones es tan grande que ahora es totalmente normal encontrar aplicaciones para hacer casi todo, sin cargar más de un aparato.

  • Twitter y el tiempo real: Twitter ha revolucionado la forma en que usamos el internet, no sólo desde el ordenador, también desde dispositivos móviles. Es una herramienta que nos da motivos para contar lo que hacemos desde cualquier lugar. A muchos les ha traído fama y exposición; a las celebridades les ha significado una forma de conectar con sus fans y para muchos sitios (incluyendo ALT1040) es una fuente importantísima de tráfico. Twitter también ha potenciado la percepción de tiempo real en internet, enterándonos de lo que pasa en todo el mundo casi inmediatamente.

    Google y Microsoft (por medio de Bing) se han subido al tren y ya adoptan resultaados en tiempo real a partir de mensajes en Twitter pero también incorporando noticias y posts.

  • Android y el sistema operativo móvil “universal”: El inmenso crecimiento de Android durante 2009 es innegable y el objetivo de Google de crear un sistema operativo libre “universal” (que pueda ser usado en un inmenso número de dispositivos móviles) se está cumpliendo. Este año un gran número de marcas adoptaron Android para sus terminales dándoles un nuevo aire.
  • Spotify y la nueva forma de escuchar música: Spotify nos ha demostrado que el problema no son las descargas o la piratería, sino que la industria musical no ha sido capaz de ofrecernos una nueva y buena forma de escuchar música. Spotify ha sido verdaderamente disruptor en la industria musical y nos permite tener un catálogo inmenso de música de forma inmediata y a un click de distancia.
  • Facebook y las redes sociales: con más de 350 millones de usuarios, Facebook ha demostrado la importancia de las redes sociales como herramienta para mantenernos en contacto con nuestras familias, amigos y conocidos. Las redes sociales también han significado un elemento disruptor para la publicidad, el marketing y sobre todo la forma en que los consumidores se enteran de productos/servicios.
  • Tomado de ALT1040

    Anuncios