ironman

Robert Downey Jr. dice que se lo ha pasado en grande rodando la segunda entrega de “Iron Man”. Pero es que no podía ser de otra forma. Conocida es la fama de juerguista que persigue al actor y que, seguramente, le ha venido perfecta para encargar a uno de los superhéroes con más gancho en la pantalla en los últimos tiempos. Un multimillonario ligón y fanfarrón que se enfunda un traje de hierro y plagado de artilugios para pegarse con los malos. Nada que ver con la oscurridad y la seriedad de Batman. Por eso no extraña que a su paso por Comic-Con, donde habló del rodaje de “Iron Man 2” y presentó imágenes de “Sherlock Holmes”, Robert Downey Jr. reconociese haberse divertido mucho volviendo a encarnar a Tony Stark y aprovechase para dar las gracias al productor y al director por el “regalo” que le hicieron hace dos años.

En cuanto a la película, que está previsto que es estrene el lejano 7 de mayo del próximo año en Estados Unidos, el protagonista reconoció la importancia que había tenido para el proyecto la incorporación de nuevos actores, a lo que se les había convencido gracias al buen resultado que dio la primera entrega. Hay que recordar que para “Iron Man 2” hay tres caras nuevas importantes. El renacido para la interpretación Mickey Rourke encarna a Whiplash. Scarlett Johansson se mete en la ajustada piel de Black Widow. Y luego está el cambio que ha habido que hacer para el papel del amigo de Stark, Rhodey, al que en esta entrega interpretará Don Cheadle. “Queríamos añadir personajes, pero no demasiados”, ha dicho desde San Diego el director, Jon Favreau, quien además ha asegurado que la idea era mantener el mismo tono de la primera derivando la trama hacia “The Avengers” (“Los Vengadores”). Esto promete.

Anuncios