CÍRCULO DE TIZA 

Yo nací para acudir a tu llamado, 

para beber la espuma del océano que irrumpe enronquecido

cuando poso mis labios en tus labios.

Yo crecí en busca de tu piel,

flor sedienta que devasta la sombra desbocada.

 

Y ahora el mundo se detiene.

¿Dónde se oculta la mujer que sueña con pétalos y auroras?

¿Acaso sigue conjurando al viento en la azotea?

 

 246024010_7510a290bf_oBusco a la Hechicera que invoca el brío de la noche,

a la Sibila que preserva antiguas ceremonias,

a la Maga que atrapa mariposas

y anida en el arrullo del verano.

 

¿Dónde estás, Amada, Señora de la Luz y del Relámpago?

¿La realidad, hostil y dura, te hizo acurrucarte bajo el musgo?

Invoco tu nombre, cierro el círculo de tiza

para que vengas a coronar estas palabras.

 

Y siendo eterna te entregas a lo efímero,

al sediento vacío, a la piedra desnuda.

 29582237_0e1d4891c3_o

Bajo la intensa rueda del verano

soy el astro ensombrecido,

rumor de sombras en la aurora,

caminante ciego que sonríe ante el clamor del sol.

Como sagrada piel que cubre las arenas

el estío cristaliza.

Bruñida serpiente en el regazo

-fulguración inmóvil-

el resplandor es brisa sobre pétalos en brama.

 

Y el polvo se amotina.

Cual caracol insomne

la espuma se condensa ante la hoguera.

2431621045_8090bd0232_b

Mientras te evoco

la luz musita fugaces signos sobre el agua

y el reflejo rueda sobre la roca herida.

 

Paloma cristalina, etérea flor erguida en la penumbra,

amo tu piel de luna en el estanque,

amo tu voz que expande las tormentas,

amo tu dulce rostro irrepetible,

río de luz en ámbar sostenido.

 

Inmaculada,

hembra vitalicia sobre el césped,

cuando ríes

el Universo también se transfigura. 

 

 

Anuncios